¿Afecta la menstruación al deseo sexual?

Hablar del deseo sexual hace ya bastante tiempo que dejó de ser un tema tabú. Si alguien opina que no está bien que todas las personas disfrutemos abiertamente del sexo, probablemente no está actualizado. Cierto es que, durante muchísimos años, que la mujer hablara sin tapujos sobre su deseo o sus fantasías no estaba bien visto. Por suerte esto ya ha dejado de ser así y es por ello que es importante saber cómo puede variar el apetito sexual durante la menstruación.

Interés sexual

Todo el peso que los tabúes han generado en la cultura ha tenido sus efectos, entre ellos uno de los más conocidos es que, durante la menstruación, no se puede tener sexo o que este interés disminuye. Esto, aunque depende siempre de cada persona, es más bien falso. Durante la menstruación y previamente a su llegada el cuerpo va viviendo ciertos cambios: sentimos dolores en la zona baja del abdomen, los pechos se hinchan, puede haber más cansancio o más irritabilidad o también migrañas. Y el deseo también juega un papel durante cada uno de los ciclos.

Qué pasa con el deseo

Resulta que aunque se crea que durante la regla puede disminuir el apetito sexual, desde que aparece la menstruación hasta el día 11 el deseo sexual va en aumento. El punto álgido de deseo sexual digamos, pasa en el día número 14, cuando aumentan los estrógenos (suele coincidir con los días fértiles). Unos tres días más tarde se ha demostrado que el apetito sexual disminuye. No obstante, insistimos en recalcar que esto depende de cada persona y de cómo se sienta.

No solo cuerpo

Aunque el cuerpo y las hormonas pueden dictaminar una serie de cosas, no debemos olvidar otros puntos importantes. Entre ellos se encuentran las emociones. Muchos factores emocionales entran en juego no solo durante la menstruación sino también durante la relación sexual. Puede haber personas que se sientan menos cómodas teniendo relaciones sexuales durante la regla porque aún no ha conseguido un nivel de intimidad o de confianza con la pareja. Lo ideal es saber o detectar si nos apetece hacerlo, hablar y comunicarnos con la pareja o con la otra persona porque este diálogo hará que os sintáis más cómodxs y que, poco a poco, se vayan eliminando los prejuicios que aún existen.

Experimentar el deseo sexual durante la menstruación puede ser diferente e innovador, quizás te ayude a conocer más tu cuerpo y encuentres otra vía a través de la cual vivir el placer. Todo es bienvenido siempre que sea sano, respetuoso y comprensivo. En definitiva, la menstruación afecta al deseo sexual para bien.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados