Cómo calcular tu cérvix para elegir copa menstrual

Saber cuál es el tamaño de la copa menstrual que necesitas es uno de los primeros pasos que debes conocer antes de pasarte a utilizarla. Para ello, en MeneCup contamos con una calculadora que puede ayudarte pero, si aún tienes dudas, puedes aprender a calcular tu cérvix y terminar de decidirte.

¿Qué es el cérvix?

El cérvix, también llamado de forma general cuello uterino, es la parte fibromuscular que ocupa la parte baja del útero. Posee una forma o bien de cono o cilíndrica (depende de cada cuerpo) y comunica el útero con la vagina. Es cierto que su forma y su tamaño varían según la edad de la persona, el momento del ciclo hormonal y también si esa persona ha tenido o no algún parto natural. El cérvix se encarga de muchas cosas: se abre y se cierra para permitir el paso de la sangre a la hora de menstruar y también para permitir el paso de los espermatozoides, mantiene las bacterias o cualquier tipo de virus alejados del útero y genera un tapón si se produce el embarazo para proteger la fecundación y que el embarazo siga adelante de forma sana. 

Cambios para reconocerlo

El cérvix va cambiando durante los ciclos menstruales, cambia como también lo hace todo el interior de tu cuerpo. Es diferente a la hora de la menstruación que cuando se produce, por ejemplo, la ovulación. En la fase de la ovulación el cérvix es suave y se encuentra ligeramente abierto. En otros momentos se vuelve firme y está bastante sellado. Sus cambios no solo te sirven para reconocerlo al tacto, también puede ayudarte a saber en qué momento de tu ciclo estás o por qué el flujo es de una u otra manera. Además es posible que influya también a la hora de tener relaciones sexuales. Según la postura en la que practiques sexo podría dolerte o no. Esto depende siempre del cuerpo de cada persona.

Cómo puedo tocarlo

Lo ideal es que lo hagas cuando el cérvix se encuentra más abajo, es decir, antes o después de la menstruación. El siguiente paso es tener las manos muy limpias para no generar inestabilidad en el ecosistema vaginal con la entrada de bacterias indeseadas. La mejor postura para poder palparlo es o bien en cuclillas o bien con una de las piernas en apoyo. Tienes que introducir tu dedo más largo (por lo general el dedo corazón) y moverlo hasta dar con un círculo con una especie de hoyuelo, lo sentirás porque es diferente a las paredes vaginales, es más firme, como si tocaras la punta de una nariz.

Una vez que lo has palpado es cuando puedes saber su tamaño. Si te ha sido fácil y solo has tenido que introducir solo hasta la yema para dar con él, es que su tamaño es bajo, si has tenido que introducir la mitad del dedo es que su tamaño es medio y si has tenido que introducirlo al completo, su tamaño es alto. Conociendo esto puedes escoger la copa que mejor se adapte a tu cuerpo. Existen de diferentes tamaños. No obstante, como sucede con MeneCup, las copas deben tener unos agujeritos que generan vacío adhiriéndose a las paredes para que la sangre de la menstruación no salga y se generen pérdidas.

Para cualquier otra duda, ¡sabes que estamos a tu disposición para resolverla!

*Ilustración de portada by Duvet Days.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados