Cómo evitar una infección de orina

Seguramente te ha ocurrido, suele pasar después del sexo con penetración: el cuerpo empieza a tener algunos malestares que se relacionan con la infección de orina y que pueden ser ardor al orinar, dolores en la parte baja de la espalda y la sensación de siempre tener ganas de orinar. Es una afección bastante recurrente sobre todo en mujeres jóvenes, no hay que avergonzarse por ello ya que, aunque no lo parezca, es usual y también bastante sencilla de evitar.

Diferencias

A veces se entiende como infección de orina lo que se llama también cistitis pero la realidad es que hay que diferenciar entre cistitis y uretritis, ambas son infecciones de orina. Así que cuando nos referimos a ellas pueden ser tanto cistitis como uretritis pero será un profesional quien pueda decirte cuál es la que afecta a tu cuerpo, esto se realiza a través de un análisis. Pero la gran pregunta es ¿por qué es tan usual que las mujeres pillemos infecciones de orina? ¿Por qué esto no le ocurre a los hombres con la misma asiduidad? Es por un motivo en concreto: la uretra de las mujeres es más corta que la de los hombres y justamente por ello las bacterias acceden con mayor facilidad en el cuerpo de la mujer.

La infección en sí

Esta afección está provocada por una bacteria que se llama E. Coli, la misma se encuentra entre la zona que está entre el ano y la vagina. Es por ello que tras las relaciones sexuales, el movimiento, la mezcla de fluidos y el sudor, estas bacterias pueden acceder hacia el interior de la uretra. Aunque es relativamente normal que esta infección suceda varias veces durante la vida, hay algunos factores de riesgo que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, aquellas mujeres que o bien está en la fase de la menopausia o bien las que son sexualmente más activas tienen más probabilidades de sufrir una cistitis. Otra de las circunstancias que más afectan a las cistitis es no ir al baño con regularidad y también hacer uso de los productos convencionales para la menstruación como compresas o salvaslips, es por ello que siempre recomendamos el uso de la copa menstrual. Por lo general cuando ocurre una infección se recetan antibióticos o los llamados óvulos vaginales que eliminan cualquiera de estas bacterias de nuestro interior.

Cómo evitar las infecciones

En primer lugar es muy importante orinar antes y después del sexo, además de lavar los genitales y toda la zona íntima de las personas que vayan a estar involucradas en la relación sexual. Esto es higiene obligatoria pero también una buena forma de prevenir cualquier infección. Es necesario saber, además, que si eres de las personas que disfruta del sexo anal, no es nada recomendable que se produzca la penetración en la vagina después de practicarlo, eso será motivo de una infección de orina casi asegurada. Hay otras cosas que se deben tener en cuenta además de la higiene: es ideal utilizar ropa interior de algodón, tener una buena dieta, reducir el estrés y también bajar el consumo de azúcar. A todo ello hay que sumarle un buen descanso. No es que haya que cumplir con todos estos pasos de forma obligatoria pero sí hay que tenerlos en cuenta para poder prevenir estas infecciones y disfrutar del sexo con tranquilidad y sin miedo.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados