Mitos conocidos sobre el himen

Así como la menstruación es un tema tabú y hablar del sangrado no se ha normalizado, con el himen y la virginidad ocurre lo mismo y es, en algunas culturas, incluso peor. Esto hace que haya muchas ideas erróneas que giran alrededor de la virginidad y que pueden causar miedo e incertidumbre. Es por ello que hay que desmitificar estos mitos con información y educación sexual. Aquí hablaremos de algunos que son conocidos. Aunque lo que es más importante, en primer lugar (y que pasa desapercibido) es hablar sobre el himen, explicar qué es y cuál es su función porque muchas personas desconocen estos datos.

El himen

El himen es una membrana que está alrededor de la abertura vaginal. Las niñas al nacer, por lo general, la tienen. Realmente su función no es del todo clara, no se ha especificado por qué existe, lo que sí es una realidad es que no es una marca que aclara que tal persona es virgen. Varios estudios explican que esta membrana puede ser un tejido sobrante que se genera cuando se está creando el canal vaginal. Es por ello que no todas las niñas ni todas las personas lo tienen. Con esta información explicada, hablemos de cuáles son los mitos que existen alrededor de esta membrana y, por tanto, alrededor de la virginidad.

1. El himen cierra la vagina

Esto es absolutamente incorrecto, es uno de los principales mitos que existen. Esta membrana tiene diversas formas, depende de cada cuerpo y de cada persona. Pueden estar en el centro del canal, pueden tener forma de rosquilla, otros rodean la entrada de forma muy fina y otro incluso tienen pequeños agujeros. Si fuera cierto este mito sería imposible que las mujeres tuvieran la menstruación, ya que si se sellara el canal vaginal, el endometrio no podría desprenderse y salir en forma de sangre.

2. Si eres virgen, tienes himen

Es conocida la tradición de ver si una mujer es virgen con la prueba del pañuelo blanco. Se introduce un pañuelo blanco en la vagina y si sale manchado es que esa persona aún es virgen. Esto no solo es antiguo sino muy peligroso porque el himen cambia a lo largo de la vida e incluso es posible, como explicábamos antes, haber nacido sin él. Actividades como correr, saltar o montar en bicicleta pueden hacer que el himen se rompa y ni siquiera darnos cuenta. Cuando empieza la menstruación y debido a las copas, los tampones o la masturbación el himen puede romperse. Así que se puede ser virgen y no tener himen.

3. Cuando el himen se rompe, sangras

El himen es flexible, si aún lo tienes es posible que se estire y no se rompa y aunque así lo hiciera, en algunos casos es tan sumamente fino que no es posible que sangre. Además al ser tan frágil no generaría dolor, que es otro de los mitos que existen en torno a esta membrana. Esta idea está directamente relacionada con la actividad sexual, esto da lugar a otro de los mitos más comunes.

4. El himen se rompe durante el sexo

Si resulta que después de una vida de movimientos, masturbaciones y menstruaciones varias, aún tienes el himen intacto, puedes tener tu primera relación sexual con penetración y que tu himen no se rompa. Es más, existe un estudio que explica que más de la mitad de las adolescentes que empiezan a activar su vida sexual seguían manteniendo sus hímenes intactos. Como decíamos es una membrana muy flexible. 

Es importante saber que la vagina está preparada para tener relaciones sexuales satisfactorias, el dolor no tiene relación con el himen. Es necesario estar en un espacio tranquilo, no estar nerviosa, trabajar la excitación, haber explorado tu cuerpo en soledad, aprender qué te gusta y qué no y, sobre todo, salirse de las clásicas ideas que existen sobre cómo se supone que una mujer debe disfrutar del sexo. Las películas pornográficas juegan en contra de la educación sexual, por ello esto último es importante. Así como también lo es olvidar y borrar todos los mitos que existen en relación con la regla, el sexo y la virginidad.

*Fotografía de portada de Lili Murphy-Johnson


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados