Cómo vivir una menstruación saludable y fresca

Es posible que, durante la menstruación, sientas el cuerpo cansado o más pesado que lo habitual. Esto es normal, tu cuerpo vive cambios hormonales. Seguramente esto no sea una novedad para ti porque teniendo la regla cada mes no es complicado entender cómo te sientes y qué te pasa. Como hemos explicado otras veces, si tu cuerpo vive cambios diferentes o experimenta algo que se sale de lo habitual, lo ideal es consultar con un profesional que te diga lo que te ocurre. Ahora bien, con la llegada del calor, vivir una menstruación fresca y sobre todo saludable debe ser primordial pero no siempre sabemos cómo puede hacerse esto. Aquí te damos algunos consejos que pueden estar presentes en tu día a día para que vivas la regla cómodamente, es decir, de forma sana.

Información

Lo primero es saber qué le pasa a tu cuerpo. Durante la regla las mujeres tenemos más riesgo de contraer alguna infección íntima, esto ocurre porque la mucosidad que suele bloquear el cuello del útero se abre para que sea más fácil para nuestro cuerpo expulsar la sangre. Durante la regla el PH vaginal cambia con lo cual las defensas pueden disminuir y podrías ser propensa a tener alguna infección como la candidiasis. Esta infección se nota porque el flujo cambia y, además, porque tienes un fuerte picor en la vagina. Con estos puntos claros y también con el conocimiento que cada una tiene sobre su cuerpo, hay algunos hábitos que puedes seguir para tener una menstruación saludable.

Lavado

Es ideal ducharse al menos una vez al día. Esto hará que te sientas fresca y saludable. Durante todo el día, por ejemplo, fuera de casa, puedes necesitar este tipo de lavados. Eso sí, debes tener en cuenta toda la zona vaginal, para ello lo mejor es que uses un gel o jabón con PH neutro o cualquier producto que esté especialmente hecho para las zonas íntimas. Si utilizas cualquier otro producto podrías alterar tu flora natural y esto podría generarte picor y rojeces. Esto no quiere decir que siempre sea así, solamente es una posibilidad. En cuanto al lavado es ideal también, antes y después de ir al baño, lavarte las manos, piensa que tus manos tocan demasiadas cosas y cambiarte el producto que uses para la menstruación requerirá que las utilices.

Ropa

Lo mejor es utilizar ropa cómoda y suelta. A lo largo del tiempo las mujeres hemos aprendido a convivir con nuestra menstruación y a ponernos cualquier tipo de prenda pero si te pones algo ajustado sobre la zona de la vagina puede hacer que tengas más calor, que aumente la humedad y que, por tanto, la piel se irrite. La ropa de algodón y suelta te ayudará a sentirte más fresca.

Productos

Los productos como compresas y tampones pueden aumentar el riesgo de padecer infecciones y de irritar la piel. Esto no sucede con la copa menstrual. Nuestra recomendación es que te pases a su uso porque no solo es bueno para tu cuerpo y para el medio ambiente sino que es cómodo, hará que no te sientas pesada y no tendrás el riesgo de mancharte o de contraer algún tipo de infección. Como decíamos antes es indispensable lavarse las manos para extraer la copa y vaciarla, así como también lo mejor es que, cuando te limpies, lo hagas de adelante hacia detrás. Si lo haces al revés puedes exponer a la vagina a algunas bacterias que vienen del ano, lo cual puede hacer que sufras candidiasis o E.Coli.

Relaciones sexuales

Como explicábamos con anterioridad durante la regla pueden aumentar las posibilidades de contraer una infección, sobre todo las de transmisión sexual. Lo mejor es tener relaciones con protección, es decir, utilizar preservativos. Esto te hará disfrutar del placer con tranquilidad que, además, durante la menstruación el cuerpo suele sentir más deseo que de costumbre.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados