Por qué podrías sentir picor en tus zonas íntimas

En algún momento de su vida, cualquier mujer puede sufrir picores vaginales. Esto es una realidad, a algunas les ocurre más que a otras y los motivos son bastante variados y cambiarán según las circunstancias o el cuerpo. En alguno de los casos ocurre por infecciones, por sequedad o por otras causas que te contaremos en este artículo y que debes conocer para reconocer qué le pasa a tu cuerpo, evitarlas y eliminarlas.

Cuerpo que habla

Sea lo que sea lo que le ocurra a tu cuerpo, lo primero que debes saber es que te avisará de alguna manera. Por lo general, la zona íntima de la mujer sabe cuidar de sí misma muy bien, toda la flora interior se mantiene sana y en equilibrio si no existe nada que lo desestabilice. Eso sí, cuando hay algo que afecta a toda esta estabilidad, tu cuerpo te avisará y una forma de hacerlo es a través de esos picores vaginales o a través del cambio que puedes ver en tu flujo. Es por ello que hay que hablar de cuáles pueden ser los motivos que generan estos cambios.

1. Infecciones

La realidad es que el interior de la vagina es un tanto ácido, tiene un equilibrio ideal en su PH que le hace luchar contra bacterias de todo tipo. Como hemos comentado en otros artículos, en este ecosistema conviven bacterias malas y buenas. Si están en equilibrio, nada cambia y todo se mantiene saludable. Una de las infecciones que puede causar picor es la llamada candidiasis, podrás notarla no solo por el picor sino porque genera un flujo más denso y sentirás algo de ardor al orinar. Otro de los síntomas es que la zona estará enrojecida y algo hinchada. Para esto existen cremas que en tan solo unos días hacen que esta bacteria desaparezca. Esta candidiasis la puede generar cualquier cosa, incluso utilizar una toalla que ya haya sido usada. En este punto nombraremos también las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) como la clamidia, la gonorrea o los herpes que, en algunas ocasiones, puede generar picor.

2. Jabones

Hay algunos productos químicos como el gel de ducha o los jabones y los detergentes que utilizamos para lavar la ropa que pueden también generarnos picores y desestabilizar el tejido exterior de la vagina. Otros productos como lubricantes o cremas también pueden generar reacciones que acaben en picor. Es por ello que lo mejor es utilizar lubricantes con base de agua y utilizar jabones y geles hechos para la zona vaginal o que contengan un PH neutro. Cuando tienes picor lo mejor es usar ropa holgada y nada apretado porque lo intensificará.

3. Productos para la menstruación

Uno de los motivos por los que siempre aconsejamos utilizar la copa menstrual es por este tipo de reacciones. No solo ayudamos al planeta sino también respetamos nuestro cuerpo. Las compresas y los tampones absorben la sangre menstrual pero pueden causar sequedad. Cuando se reseca esta zona puede empezar un picor alrededor de la zona que es una parte donde las compresas menstruales están en pleno contacto. Cuando estos productos están perfumados, es decir, que tienen químicos, es más probable que puedan generar picor en la zona íntima. Es mucho más saludable utilizar la copa.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados