¿Afecta la menstruación al aparato digestivo?

Como hemos sabido a través de otros artículos, el cuerpo siempre sufre cambios cuando llega la menstruación, tanto antes, durante e incluso después. El tipo de cambios que se viven dependen de cada cuerpo y de cada persona, ya que no afectan igual a una que a otra. Dentro de toda esa baraja de cambios también está el funcionamiento del aparato digestivo y no se trata de algo que sea raro, sino que la menstruación también influye en él y es completamente normal. En este artículo hablaremos de qué puede ocurrir de manera general, igualmente si hay algo que se salga de lo usual dentro de tu cuerpo o algo con lo que no te sientas cómoda, lo ideal es consultar con un profesional.

Menstruación y sistema digestivo

Aunque no te lo hayan contado el ciclo menstrual tiene una relación bastante directa con el aparato digestivo. Conociendo esos cambios podemos detectar que son muy predecibles y, por tanto, saber su funcionamiento nos permite tomar medidas para que esos problemas o bien no existan o sean menos frecuentes. Quizás te haya ocurrido que los días previos a cuando llega la regla o incluso durante el principio tu sistema digestivo se mueve a toda máquina. Parece que, en el interior, hubiera algo revolviéndose. Resulta que las hormonas como el estrógenos y la progesterona sufren desequilibrios cuando tenemos la menstruación y esto afecta al tránsito de los alimentos a través de los intestinos. A veces es de forma rápida y con movimiento, lo cual puede generar dolor abdominal y/o diarrea y, en otras ocasiones, este desequilibrio puede ralentizar el proceso generando estreñimiento.

Proceso ralentizado

La progesterona es una de las principales causantes de los cambios en la digestión. Lo que hace esta hormona es estimular el crecimiento del revestimiento del útero y lo prepara para la implantación de un óvulo fecundado. Esto ocurre después de la ovulación y en esta etapa puede haber estreñimiento. Esto sucede por un motivo, la hormona de la progesterona tiene una propiedad de relajante muscular y este efecto relajante puede hacer que el cuerpo de la mujer se sienta un poco atascado. Durante el embarazo los niveles de esta hormona suben hasta un punto álgido, motivo por el cual muchas mujeres embarazadas pueden sufrir estreñimiento.

¿Qué hacer?

Aunque se trata de una reacción completamente normal, es posible aliviar estos síntomas y mejorar el movimiento. Lo ideal es no tomar carbohidratos e intentar no ingerir alimentos fritos y procesados. Otra cosa que puedes hacer es añadir alimentos que contengan fibra, por ejemplo, verduras y frutas o diferentes semillas como las chía o cáñamo. Por último, algo que puede aliviar el estreñimiento es, cómo no, la hidratación. Si decides añadir más alimentos con fibra también debe aumentar el agua que bebas y, aunque no lo hagas, beber mucha agua durante la menstruación hará que tu cuerpo procese mejor los alimentos (ayudando a descomponerlos) y haya menos estreñimiento.

Proceso más rápido

Es bastante común que durante la menstruación tus ganas de ir al baño aumenten. Además no solo puede pasar esto sino que puedes tener diarrea, dolores abdominales o más gases de lo habitual. Esto también ocurre debido a la hormona de la progesterona. Justo antes de tener la regla los niveles de esta hormona disminuyen y el revestimiento del útero se desprende. Todo este cambio hace que se libere una sustancia parecida a las hormonas que se llama prostaglandinas y ¿qué hacen? Estimulan las contracciones musculares del útero y afectan a otros órganos como el cerebro, generando dolor de cabeza y, cómo no, al intestino generando que haya más movimiento y provocando dolores abdominales, diarrea o gases. Lo más normal es que cuando las prostaglandinas se marchen se acabará la diarrea y esos retortijones, no obstante también hay algunas cosas que podemos hacer para mejorar estos síntomas.

¿Qué hacer?

Igual que cuando tienes gastroenteritis te recomiendan que mejores los alimentos, lo mismo ocurre en este caso. Durante esta etapa es bueno comer pescado azul como sardina, caballa o salmón ya que contienen omega 3, lo cual es bueno para la diarrea. Si no eres de pescado y te gusta más la carne, lo mejor es que sea ecológica o de buena calidad. Como has ido perdiendo líquidos también es ideal hidratarte pero ojo con el café ya que puede aumentar los síntomas que la misma menstruación está generando. Otra de las cosas que puedes hacer es moverte. Sí, parece que no pueda ayudar mucho pero el movimiento (tampoco se trata de hacer deporte exagerado) hará que los niveles de prostaglandinas disminuyan.

Por último y sea cual sea tu caso, lo mejor es entender que se trata de un proceso natural del cuerpo y que no hay que avergonzarse por absolutamente nada. Otro punto a tener en cuenta es que esto puede no ocurrirte porque siempre depende del cuerpo de cada una. Eso sí, si notas que algo no va bien, como aclarábamos con anterioridad, lo ideal es hablarlo con un profesional que te ayudará a tomar las medidas necesarias.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados